Evolución del rol del Profesional en Cs. Es.

 

EL PROFESIONAL EN CIENCIAS ECONOMICAS COMO ASESOR EN SISTEMAS DE INFORMACIÓN

Preparado por el Profesor Hector Zamorano

Cátedra de Gestión de los Sistemas de Información

Licenciatura en Administración

Facultad de Ciencias Económicas y Estadística

Universidad Nacional de Rosario (Argentina)

 

 

 

INTRODUCCION:

Intentaremos en la presente guía de estudio, conformar un panorama de la situación del Profesional en Ciencias Económicas en cuanto a una de sus más interesantes posibilidades profesionales: el diseño y gestión de un sistema de información que sirva de apoyo a la toma de decisiones en la empresa.

 

 

INNOVACION, TECNOLOGICA Y EDUCACION

 

El profesional en Ciencias Económicas desenvuelve su actividad dentro de condiciones cambiantes a través del tiempo. Esos cambios son producidos por los avances (o retrocesos?) que se van sucediendo y que caracterizan de distinta manera tanto el contexto social en el que se desenvuelve como también su rol.

Actualmente, mis estudiantes en la Facultad, cuando se les pregunta sobre cuales consideran son las principales líneas de desarrollo profesional, mencionan viejos caminos tradicionales, que si bien no deben ser descartados, al menos ocultan nuevas posibilidades producto precisamente de los cambios contextuales antes mencionados.

Todavía no se han llegado a profundizar a cerca de  otras posibilidades de desarrollo profesional provocadas por una combinación de dos elementos que se retroalimentan mutuamente: la innovación tecnológica y la preparación profesional brindada por las Universidades.

En la figura 1, al final de éste punto, puede observarse de manera simple y gráfica el juego de influencias entre las principales variables del sistema bajo análisis, y que merece el siguiente comentario:

El contexto social

El tronco disciplinar de las Ciencias Económicas es el de las Ciencias Sociales. Por tanto resulta importante un encuadre en este sentido.

Si bien es cierto que el ámbito de actuación natural del profesional en Ciencias Económicas es la organización (organización empresa, organización gubernamental, organización no gubernamental), las organizaciones se desenvuelven y desarrollan dentro de un contexto social que según sean sus características determinará el rol del profesional.

Este contexto social va  evolucionando en el tiempo, mostrando características distintivas que lo hacen  diferente en diferentes momentos históricos.

Resultará interesante mencionar al menos, a grandes rasgos y de manera global, la evolución  histórica del mundo en el que hoy vivimos, en relación a los aspectos económicos y organizacionales que son los que nos interesan destacar. Para ello recurriremos a la conocida división de sociedad pre-industrial, industrial y post-industrial, división ésta de carácter económico y que se corresponde con la distinción de modernidad y postmodernidad desde el punto de vista cultural.

La sociedad pre-industrial presentaba características distintivas y muy diferentes de las actuales.

En el siglo XVII la producción era artesanal, ordenada por los gremios, instituciones que regulaban  la actividad y permitiendo o rechazando el ingreso al área productiva, exigiendo todo un proceso de aprendizaje para poder llegar a ser maestros. Las unidades familiares en su gran mayoría se autoabastecían, y la actividad que más mano de obra requería era la del campo, sobre todo la agrícola. Los productos elaborados eran piezas únicas que insumían considerable cantidad de tiempo y dedicación, y en las grandes construcciones edilicias, especialmente catedrales, varias generaciones de maestros artesanos se sucedían antes de que la obra estuviese finalizada.

Los inventos y descubrimientos del siglo XVIII ponen en marcha el desarrollo tecnológico, y con él nuevas formas de producción y consumo, que a su vez movilizan hacia nuevas estructuras sociales dando origen a la etapa industrial: comienza la emigración del campo y la formación de concentraciones urbanas, tendientes generalmente a acercar la mano de obra a las fábricas. La característica en esta etapa de la historia está dada por la producción masiva de bienes.

Aquí, la composición del costo de un producto podría generalizarse de la siguiente manera: Materia prima 60%, Mano de Obra 20% y Gastos de Fabricación 20%.

Para Alvin Toffler, la Revolución Industrial creó sociedades de masas. La producción era masiva, el consumo era masivo, la educación, los espectáculos, todo era masivo.

Pero en estos momentos, en esta parte de la historia que justamente nos toca vivir, se está produciendo un nuevo movimiento, se están gestando nuevos cambios. Ya es posible hablar e incluso distinguir a la sociedad post-industrial.

Mientras que en la sociedad industrial, las empresas e industrias que generaban mayores volúmenes de facturación eran las que producían bienes: empresas constructoras, fábricas de automóviles, industrias siderúrgicas, etc. En la sociedad post-industrial, los sectores de mayor importancia económica son en cambio, aquellos que producen servicios: servicios financieros, servicios de asesoramiento, industria farmacéutica, de software, seguros de salud, etc.

Los empleos que proporcionaba la sociedad industrial, donde se requería poca o nula capacitación previa, hoy desaparecen. Los puestos de trabajo que ofrece esta nueva sociedad post-industrial requieren de una distinta actitud, de gran capacitación; se trata de una economía que requiere gran capacidad intelectual, creatividad innovadora; es una economía que depende de la comunicación instantánea por teléfono , fax o Internet; de la disposición de información por medio de la informática, del acceso a bases de datos. Se está viviendo un proceso de cambios culturales de una magnitud tal que, por ejemplo, mediante los avances científicos y los desarrollos tecnológicos puede trascenderse el espacio y el tiempo: Internet me permite estar en este mismo momento en otro lugar del planeta. Aquí, la composición del costo de un producto podría generalizarse de la siguiente manera: Materia prima 40%, Mano de Obra 40% y Gastos de Fabricación 20%. La comparación de los dos esquemas de composición del costo (el de la sociedad industrial y éste), después del razonamiento que acabo de desarrollar, nos permite concluir que el problema del empleo pasa de lo cuantitativo a lo cualitativo.

La empresa es un elemento del sistema económico, que dentro del sistema social evoluciona hacia la sociedad post-industrial. La empresa es el ámbito natural del desempeño de la tarea del profesional en Ciencias Económicas.

Hoy los cambios solo son percibidos por quienes se desarrollaron dentro del anterior esquema, o durante el solapamiento del viejo y el nuevo. Para quienes nacieron dentro de la nueva concepción todo parece natural, normal:

“Ha terminado la época de las gigantescas plantas industriales. Cuerpos delgados y con capacidad de movimiento, ropas livianas, zapatillas, teléfonos celulares (uso nómada), pertenencias portátiles y desechables, son los símbolos de la época de la instantaneidad” (BAUMAN Z., 2006, 137).

“Si la ciencia gerencial del capitalismo pesado se concentraba en conservar la mano de obra, el arte gerencial del capitalismo liviano se preocupa por deshacerse de la mano de obra” (BAUMAN Z., 2006, 131).

Estos dos párrafos nos permiten tomar una concreta idea del panorama acutual, de las vigentes formas del contexto social, de la manera de pensar hoy. No se trata de expresiones teóricas o construcciones literarias. Bastaría contrastar estas afirmaciones de Bauman con las noticias de los medios de comunicación económica para corroborar que la realidad que se está construyendo hoy es tal cual como Bauman la describe.

 

El contexto tecnocientífico

A la evolución del contexto social la acompañó e incluso impulsó una evolución de la tecnología y de la ciencia, desarrollando productos y procedimientos innovadores que permitiesen manejar la creciente complejidad que la sociedad proponía. A partir de los avances de la electrónica surge una herramienta que reviste particular importancia en éste análisis: la computadora.

Al ir incorporándonos cotidiana e inadvertidamente a la informática, tampoco somos conscientes que el procedimiento electrónico no comienza hoy, con nosotros, sino que podemos acceder a él después de todo un importante proceso evolutivo que hizo posible este acercamiento mutuo. No olvidemos la distancia que separa aquellos primeros enormes equipos, solo operados por unos pocos especialistas, de los actuales, que gracias a los avances de la técnica han logrado establecer una relación directa con el usuario, sin intermediarios, lograda a través de los lenguajes de cuarta generación. Mientras que en sus orígenes los lenguajes se orientaban a la programación, hoy se orientan al resultado, permitiéndole al usuario desarrollar sus propias aplicaciones con rapidez y simpleza. Todo pareciera indicar que el punto de máximo desarrollo en realidad no se da por la arquitectura del computador, sino por la interacción hombre-máquina que puede llegar a establecerse. La generalización de las aplicaciones informáticas han logrado que en los países desarrollados haya más trabajadores frente a un computador que frente a herramientas convencionales. Estamos ya en la denominada sociedad de los “trabajadores del conocimiento”. Estos trabajadores del conocimiento no deberán ser especialistas en informática, sino que deberán estar capacitados para desarrollar su especialidad profesional mediante la utilización de un computador.

Pero la más destacada evolución de la informática, la de mayor peso en cuanto a su influencia respecto a la labor de los profesionales en Ciencias Económicas es la revolución informática que señala Peter Druker (1999): “No es una revolución en la tecnología, la maquinaria, las técnicas, el software o la velocidad. Es una revolución en los conceptos”.  Hasta ahora, durante muchos años la tecnología de la información se centró en los datos: recolección, almacenamiento, transmisión y presentación. Siguiendo a Druker, en la llamada Tecnología de la Información (TI) el énfasis estaba en la “T”. Esta nueva revolución se concentra en la “I”, se pregunta “¿Cuáles son el significado y la finalidad de la información?” obligando a una redefinición de las tareas a realizar con la ayuda de la información y por tanto redefiniendo las instituciones que cumplen esas tareas. “Para las tareas de máxima jerarquía administrativa, la tecnología de la información ha sido hasta ahora una productora de datos más que de información”. Hoy la informática se introduce en los procesos de toma de decisiones, y esto tiene mucho que ver con el rol del profesional en Ciencias Económicas. Hoy se aborda la pregunta “¿ qué concepto de información se necesita para apoyar la toma de decisiones? “.Y para Druker, ésta nueva revolución de la informática no está encabezada por especialistas en Tecnología de la Información, sino por los Contadores.

 

El paradigma científico

Según Thomas Kuhn la ciencia se desarrolla en dos etapas. A la primera la denomina ciencia normal, y consistiría en la acumulación de conocimiento dentro de los lineamientos y cauces establecidos por la comunidad científica; en la segunda éstos moldes son destruidos estableciéndose nuevas propuestas teóricas, nuevos puntos de vista para afrontar los problemas que se presentan en la realidad. Esto determina una revolución científica: la ruptura con el viejo paradigma y la aparición de uno nuevo. Por tanto, un paradigma comporta una manera especial de comprender el mundo, de explicarlo y de operar con él. Un paradigma ofrece:

  • una base de afirmaciones teóricas y conceptuales
  • un acuerdo a cerca de los problemas urgentes a resolver
  • técnicas concretas de experimentación
  • supuestos metafísicos que encuadran y dirigen la investigación

Cuando mencionamos comunidad científica, nos referimos a un grupo de investigadores que participan de una disciplina científica compartiendo una serie de conocimientos.

Cuando una comunidad científica se basa en un determinado paradigma para llevar a cabo sus investigaciones, esa comunidad está haciendo ciencia normal al enfrentar los enigmas que se le presentan. Para T. Kuhn, si un enigma no es resuelto por el paradigma vigente, ésta situación no habla de insuficiencia del paradigma sino de incapacidad del investigador. Para explicar esto recurre al ejemplo del ajedrez: si un jugador no puede resolver un problema, esto no habla mal de las reglas del juego, sino de la incapacidad del jugador.

Es así que en los años 40 de nuestro anterior siglo (XX), y a efectos de hacer frente a la complejidad con que se encontraban científicos y filósofos, toma cuerpo una ciencia de los sistemas, la que nace como una “colección de conceptos generales, principios, instrumentos, problemas, métodos y técnicas relacionadas con los sistemas” (von Bertalanffy) (AGUADO, 2003).

En general, la Teoría General de Sistemas conforma una manera sistemática y científica de aproximación y representación de la realidad, permitiendo además formas de trabajo transdisciplinarias.

La fundamental característica de éste paradigma científico se encuentra en su perspectiva holística e integradora, donde lo importante a ser considerado son las interrelaciones y los conjuntos que las mismas permiten distinguir del entorno.

El nacimiento de ésta teoría se atribuye al biólogo Ludwing von Bertalanffy .

Esta particular forma de observar la realidad surge en contraposición a los enfoques analíticos y reduccionistas que se venían empleando hasta entonces.

A partir de principios extraídos de la biología, Bertalanffy conforma entonces una idea de totalidad orgánica, enfrentada con el anterior paradigma que se basaba en una imagen inorgánica del mundo.

Cuando se habla de sistemas aparece la idea de totalidad, pero las propiedades de esa totalidad no responden a la simple agregación de partes o componentes y sus respectivas propiedades. Esa totalidad surge como algo distinto de sus componentes, y sus propiedades se generan en el interjuego de relaciones de dichas partes, surgiendo también como distintas a las de quienes la conforman.

Esquemáticamente lo planteado puede resumirse en éste grafico de la figura 1:

 

Figura 1

 INCUMBENCIAS DEL PROFESIONAL EN CIENCIAS ECONOMICAS EN CUANTO A LOS SISTEMAS DE INFORMACION

 

“La generalizada utilización de medios informáticos para el procesamiento de datos en las empresas, genera una zona conflictiva en cuanto a cuál es la profesión bajo cuya incumbencia se encuentre el diseño lógico del sistema de información administrativa de la empresa.

Si aceptamos la existencia de sistemas dentro de los cuales se produce y circula información, estaremos reconociendo la existencia de un sistema objeto y de un sistema de información. Teniendo en consideración el principio de que lo accesorio sigue a lo principal, si el sistema objeto es administrativo, su sistema de información responderá también a dicha característica, siendo por tanto su tratamiento incumbencia de profesionales en Ciencias Económicas, independientemente de cuál sea el medio utilizado para procesar dicha información” (ZAMORANO, Héctor, Diario La Capital, Rosario 10 de abril de 1988, p:7).

Por tanto, creo que queda contestada la pregunta que inicialmente planteara: el profesional en Ciencias Económicas tiene un papel, un rol específico que cumplir, ya que los sistemas de información son de su incumbencia profesional; el ámbito donde lo lleva a cabo es la empresa, que dado el proceso histórico y tecnológico va paulatinamente incorporando tecnología informática como instrumento de su gestión, por tanto, adecuando su actividad a las nuevas exigencias, su trabajo se toca necesariamente con la informática, se vincula a ella, no puede ignorarla.

Por supuesto que, al referirnos a la vinculación del Profesional en Ciencias Económicas con la informática, lo hacemos desde el punto de vista del analista lógico, como usuario de las posibilidades que la informática pone a su disposición.

Ahora bien, llegados a este punto, podemos sí encarar la pregunta principal de este trabajo: cuál es el papel del profesional en Ciencias Económicas como asesor en materia informática?

 

Para abordar el tema necesitaremos analizar y determinar cuál es el paradigma actual, cuáles son las nuevas lineas de investigación y desarrollo en cuanto a la utilización de la informática por parte de los profesionales en Ciencias Económicas?

 

LAS NUEVAS INCUMBENCIAS O RECIENTES DESARROLLOS PROFESIONALES

 

  • El Diseño de Sistemas de Información como soporte a la toma de Decisiones

En la década de los 90, a finales del XX comienzan a desarrollarse y reforzarse conceptos vinculados con la obtención de información y con la toma de decisiones. Se presenta en el escenario una nueva revolución que no responde a la tecnología ni al desarrollo del software, sino a los conceptos.

Hasta ese entonces el foco del interés era la tecnología, hoy el centro de la cuestión es la información: aborda los temas conducentes a determinar cual es el significado y la finalidad de la información. Esta revolución en los conceptos “no sucede en la tecnología de la información o en los sistemas de información administrativa y no la encabezan los directores de información. Es dirigida por gente que la industria de la información tiende a menospreciar: los contadores.”  (DRUCKER, Peter, Los desafíos de la Administración en el siglo XXI, Editorial Sudamericana, 1999, p:117)

Hasta no hace mucho, la tecnología de la información se ha dedicado más a producir datos que información. Las empresas deben definir qué información necesitan y cómo conseguirla, y en ésta tarea, al decir de Drucker, los profesionales en Ciencias Económicas tienen asignado un papel fundamental.

En la materia para la cual se escribe ésta guía de estudio se verá entonces, y en forma práctica, la manera de definir qué información necesitan las empresas, qué información necesitan los ejecutivos para apoyar sus decisiones, y cómo diseñar un sistema de información que de respuestas adecuadas a tales necesidades.  Se abordará el enfoque de sistemas desde la óptica de la Teoría General de los Sistemas y de la Cibernética del segundo orden, trabajaremos con las últimas herramientas concebidas para este tipo de abordaje como el análisis desde la perspectiva del System Thinking y el uso de modelos de simulación con Dinámica de Sistemas. Visión, Misión, Planeamiento Estratégico y Tableros de comando completarán el espectro de conceptos teóricos y trabajos prácticos a desarrollar.

Resulta fundamental en éste paradigma tener muy claro el concepto de información.

Otros nuevos desarrollos profesionales que no responden a nuestra materia específica serían:

  • Planeamiento Estratégico
  • Evaluación de Proyectos
  • Gestión del Conocimiento
  • Inteligencia Artificial

 

 

      CONSIDERACIONES Y RECONOCIMIENTO DE DOS TIPOS DE SITUACIONES A SER ABORDADAS EN LA RELACION LABORAL DEL PROFESIONAL EN CIENCIAS ECONÓMICAS

En este sentido resulta sumamente interesante analizar cuáles son los   actuales requerimientos profesionales que las empresas formulan a los jóvenes profesionales en Ciencias Económicas.

Existen actividades donde se verifica la repetición de situaciones y

escenarios.

La denominada “similitud” induce a pensar en términos de regularidad en cuanto a la fisonomía o característica de los problemas.

Pero existe también un amplio campo de acción donde el marco de actuación del profesional requiere de una muy particular consideración, atendiendo a circunstancias específicas y únicas que se producen en un determinado momento y bajo determinadas condiciones políticas, sociales, económicas, etc.

En suma, esto nos lleva a pensar en términos de situaciones estructuradas vs. no estructuradas, en problemas de tipo cuantitativo vs. cualitativos, en términos de situaciones que no requieren valoración del sujeto (objetivas) vs. aquellas que requieren una valoración y consenso en cuanto a la atribución de un significado (subjetivas).

De ésta manera, existen problemas que responderían a las siguientes cualidades: ser estructurados, cuantitativos y objetivos. Por ello es que en la práctica, quienes lo abordan, recurren a la denominación de “caso”. El caso tiene personalidad propia, atributos propios, es único e identificable, pudiendo así actuar de la misma manera cuando un caso se repite.

Ahora bien, la pregunta que surge entonces es: qué sucede con los problemas que no reúnen las cualidades antes mencionadas? Por ejemplo, qué tipo de problema sería el que pudiera definirse como “una desmejora en la satisfacción de los clientes”, o también aquel que refiera a “se me ocurre que podría disminuir el precio de venta en un 3%”.

Surge así una interesante distinción que el autor de esta guía ha presentado en su Tesis Doctoral (Nov. 2013):

  1. a) la de los “problemas”, representados por casos, que ante su ocurrencia hacen que el sistema deje de funcionar correctamente, y que es necesario solucionar (reparar) para reestablecer dicho funcionamiento; y
  2. b) la de los “problemas” que surgen ante la necesidad de toma de decisiones a efectos de acomodar el funcionamiento del sistema con el funcionamiento del contexto, o sea, básicamente, la incertidumbre que genera la toma de decisiones que cambia formas de comportamiento del sistema.

Los profesionales en Ciencias Económicas no pueden dejar de lado éste segundo aspecto aquí considerado, a) por ser de su incumbencia, b) por encontrarse preparados para abordarlos.

Son de su incumbencia en cuanto se trate de organizaciones tipo empresa, donde la tecnología que aparece se transforma en herramienta para el tratamiento, gestión y control de los sistemas administrativos. Se encuentran preparados para abordar éste tipo de problemas debido a que en su formación de grado como de post grado recibe los conocimientos y entrenamiento para hacerlo.

Por tanto, surge la inquietud respecto a con qué herramientas puede contar el profesional en Ciencias Económicas en cuanto a enfrentar los problemas de tipo desestructurados, cualitativos y subjetivos. Concretamente, cómo apoyar la toma de decisiones que se presenta en estos particulares tipos de casos.

En proximas y sucesivas unidades de estudio la cátedra llevará adelante la capacitación teórica y práctica de los estudiantes en el desarrollo de herramientas de análisis y simulación basadas en la Teoría General de los Sistemas, la Dinámica de Sistemas y la Cibernética del segundo orden.

 

EL PROFESIONAL EN CIENCIAS ECONOMICAS Y LA CIENCIA

Es posible desarrollar una tarea científica dentro del campo de las ciencias sociales?

 

El profesional en Ciencias Económicas debe, como egresado universitario, asumir una actitud profesional que no lo aleje de la posibilidad de hacer ciencia, de realizar una investigación científica. Estamos muy equivocados si pensamos que esto no es posible, resignándonos a una posición solo técnica en nuestro desarrollo profesional.

En otras palabras, es posible que un profesional en Ciencias Económicas desarrolle una actividad científica dentro del ámbito de sus incumbencias profesionales y en ese aspecto debe reforzar su capacitación.

No debemos olvidarnos que el conocimiento técnico es un conocimiento

especializado, pero no científico, característico de las habilidades

profesionales.

Es mi intención analizar nuestro papel frente a la ciencia, como profesionales en Ciencias Económicas. Es también mi intención demostrar la importancia de la informática como herramienta necesaria en ese sentido. Para ello no hablaré de la informática como ciencia, sino del Contador Público, del Licenciado en Administración, de los profesionales en Ciencias Económicas en suma, que se hallan dentro de las CIENCIAS SOCIALES dado la preparación y formación con que cuentan, y del papel de la informática como instrumento fundamental para que aquellos puedan adoptar una actitud científica en sus investigaciones, y acompañen de rigor científico sus proposiciones.

Es posible desarrollar una tarea científica dentro del campo de las ciencias sociales?

No son pocos los detractores de ésta posibilidad. Su argumentación pareciera tener sentido: en el ámbito de las ciencias sociales resultaría  imposible realizar experimentaciones que permitan al investigador examinar el comportamiento del sistema social bajo análisis ante determinados estímulos. La explicación de tal afirmación se encuentra en el hecho de que, si sometemos a un determinado grupo, comunidad o sociedad a un estímulo que varíe algún aspecto de sus interacciones o que cambie determinada característica de su relación con el contexto, resultaría imposible volver a percibir los mismos efectos si el experimento se realizara una segunda vez: el sistema cambiaría, ganaría experiencia, y por tanto su reacción sería diferente en la segunda oportunidad. En las ciencias físicas, por ejemplo, el investigador puede aislar un elemento y experimentar con él varias veces y bajo distintas condiciones, y reaccionaría de la misma manera frente a iguales estímulos.

No obstante esta argumentación, abordaremos en siguientes guías de estudio el análisis de la Teoría General de los Sistemas, la aplicación de la Cibernética del segundo orden, y la utilización de la Dinámica de Sistemas, elementos estos que nos permitirán superar ésta crítica y encarar satisfactoriamente experimentaciones sobre los sistemas sociales que requieran nuestro análisis profesional.

Revisado y modificado:

Rosario, Enero 2017

 

 

 

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

 

AGUADO, Juan Miguel, comunicación y Cognición. Bases epistemológicas de la complejidad. Sevilla: Comunicación Social ediciones y publicaciones, 2003

ANDER-EGG, Ezequiel, Técnicas de Investigación Social, El Cid Editor, 1980

BAUMAN Zygmunt, Modernidad Líquida, Fondo de Cultura Económica, Argentina, 2006

von BERTALANFFY, Ludwing, Teoría General de los Sistemas, Fondo de Cultura Económica, 2006

DAHRENDORF, Ralf, El conflicto social moderno, Biblioteca Mondadori, 1990

DRUCKER, Peter F., Los desafíos de la administración en el siglo XXI, Editorial Sudamericana, 1999

DRUCKER, Peter F., El Management del Futuro, Editorial Sudamericana, 2003

KENDALL, Kenneth y KENDALL, Julie, Análisis y diseño de sistemas, Prentice Hall, 1991

KUHN, Thomas S., La Estructura de las Revoluciones Científicas, Fondo de Cultura Económica, 2007

LARDEN, Alberto, Sistemas de Información para la Gestión Empresaria, Planeamiento, Tecnología y Calidad; Prentice may, 2001

LARDEN, Alberto, Sistemas de Información para la gestión empresaria, procedimientos, seguridad y auditoria, Pentice Hall, 2001

LAUDON, Kenneth y LAUDON, Jane, Administración de los Sistemas de Información, Organización y Tecnología, Prentice Hall, 1996

LUHMANN, Niklas, Sociedad y sistema: la ambición de la teoría, Paidós, 1997

MARCUELLO SERVOS, Chaime (Comp.), Sociocibernética, lineamientos de un paradigma, Institución Fernando el Católico, Zaragoza, 2006

POSTMAN, Neil, Tecnópolis, Galaxia Gutemberg, 1992.

TOFFLER, Alvin, La Tercera Ola, Plaza & Janes SA Editores, 1980

VIRILIO, Paul, La bomba informática, Catedra, 1999

VIRILIO, Paul, El cibermundo, la política de lo peor, Cátedra, 1997

von BERTALANFFY, Ludwing, Teoría General de los Sistemas, Fondo de Cultura Económica, 2006

von DIJK, Teun, Ideología, una aproximación multidisciplinaria, Gedisa, 1999

WIENER, Norbert, Cybernetics or control  and comunication in the animal and the machina, Cambridge Mass.: MIT Press, 1994

WOOLGAR, Steve, Ciencia: abriendo la caja negra, Anthropos, 1991

ZAMORANO, Héctor, La Dinámica de Sistemas y los Modelos de Simulación por Computadora, en Sociocibernética, lineamientos de un paradigma, Institución Fernando el Católico, Zaragoza, 2006, pags. 357 á 388

ZAMORANO, Héctor, Indicadores para la Gestión de Conservación en Museos, Archivos y Bibliotecas, Alfagrama Ediciones, Buenos Aires, 2008

ZAMORANO, Héctor, Tecnología y Complejidad Social: Analizando el paso previo, en Tecnología y Complejidad Social, Edit.um (Ediciones de la Universidad de Murcia), 2009, pags. 221 á 232.

ZAMORANO, Héctor, Tesis Doctoral, Facultad Ciencias Económicas y Estadística (UNR), Noviembre 2013

ZAMORANO, Héctor, Modelos de simulación como apoyo a la toma de decisiones. (trabajo presentado – expuesto y publicado – en el 16º Congreso Nacional de Profesionales en Ciencias Económicas. Rosario, Octubre 2006) en  http://www.galleanoyzamorano.com.ar/hector.htm

ZAMORANO, Héctor, Innovation: The Impact of Technoscience on Culture and Social Knowledge  (Trabajo presentado en la 6ª Conferencia Internacional de Sociocibernetica llevada a cabo en Maribor, Elovenia, Julio 2005) en http://www.galleanoyzamorano.com.ar/hector.htm

ZAMORANO, Héctor, Modelo de simulación para la Gestión y Medición del Capital Intelectual (trabajo presentado en la 4ta. Conferencia Internacional de Sociocibernetica llevada a cabo en Corfú – Grecia- Julio 2003) en http://www.galleanoyzamorano.com.ar/hector

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s