Cibernética del 2º Orden: midiendo las consecuencias de las decisiones

SOCIOCIBERNETICA DEL SEGUNDO ORDEN

 

TENIENDO EN CUENTA LAS CONSECUENCIAS DE LAS DECISIONES

 

Guia de Estudio preparada por

Prof. Héctor Zamorano

Cátedra de Tecnología de la Información III

Facultad Ciencias Económicas y Estadística

Universidad Nacional de Rosario- Argentina

 

Controlar vs. Gobernar:

Al cabo del desarrollo teórico de las anteriores guías de estudio, han surgido algunos temas novedosos y de interés para el análisis de la repercusión de la tecnociencia en la labor del profesional en Ciencias Económicas.

Ya en la primera guía se mencionó que las innovaciones tecnocientíficas, exteriorizadas principalmente por la tecnología informática, producía tendencia al individualismo, agravaba los problemas sociales de la desigualdad y sobre todo, permitía una forma velada de control y dominación bajo la apariencia de racionalidad. Estos aspectos negativos han sido corroborados en la investigación de campo realizada con profesionales que se desempeñan en diferentes áreas de la economía, sobre todo en cuanto a la dominación y control.

La misma hipótesis plantea este tema de la dominación y el control al afirmar que “el uso de modelos preelaborados por especialistas limita la capacidad de análisis del profesional en Ciencias Económicas en su papel de tomar decisiones e impide su desarrollo como tal”, al ser utilizado, como se ha visto a través de las entrevistas, como una manera de mantener el accionar de los profesionales dentro de un estrecho campo de acción, relegado a la rutina y las decisiones estructuradas.

Han quedado sin duda evidenciados los objetivos específicos que se plantearon en los desarrollos teóricos expuestos, demostrando:

a)    es necesario un acercamiento crítico y racional a los nuevos productos de la tecnociencia.

b)    Hay que dotar de flexibilidad suficiente en el accionar de los profesionales a efectos de que puedan utilizar metodologías alternativas a las que la organización pone naturalmente a su disposición.

c)     Debe considerarse seriamente incorporar la capacitación en el uso de éste tipo de herramientas metodológicas en la curricula de los futuros profesionales.

Resultó claro, la existencia de una brecha insalvable entre los órganos volitivos y los de gestión, manteniendo los primeros la posesión del control sobre el accionar de éstos. Esto se verifica en la casi exclusiva utilización de formas de conocimiento explícito, y el uso de la informática como herramienta limitante según las específicas aptitudes de los aplicativos puestos a disposición de los profesionales.

El exagerado uso de la intuición, la falta de utilización de sistemas de apoyo a la toma de decisiones, y la restricción antes mencionada respecto a que los profesionales en Ciencias Económicas puedan tener una activa participación en el proceso de decidir aportando su especial y específica capacitación, conforman un marco contraproducente: organizaciones que desaprovechan su capital intelectual.

Ha sido visto el importante papel que juega a ésta altura de éste razonamiento el concepto de “rol”. De acuerdo a lo aquí establecido, en cuanto a que el  rol es algo asignado por la comunidad donde quien lo detenta se desenvuelve, resulta fundamental que esa comunidad actualice el rol del profesional en Ciencias Económicas, y de esa manera podrá entonces involucrar a dichos profesionales en temas hasta ahora negados.

Ha resultado sumamente interesante el tema surgido sobre el final de éste trabajo, referido a la existencia de dos formas básicas y diferentes en cuanto a la problemática que enfrenta una organización: El reconocer la existencia de problemas estructurados, cuantitativos y objetivos, distinguibles de otros desestructurados, cualitativos y subjetivos, lleva a concluir en la necesidad de contar con al menos dos formas también diferentes de encararlos. Se ha analizado así, a la Dinámica de Sistemas y sus Modelos Matemáticos de Simulación como metodología de tratamiento de los segundos.

Estas diferentes calidades de problemas, diferentes metodologías de abordaje, son congruentes con la fundamental diferencia marcada por la cibernética en cuanto al tratamiento del comportamiento de un sistema: la diferencia entre control y gobierno. El control basado en el “feedback” del comportamiento del sistema, y el gobierno, proponiendo un “feedforward” basado en la simulación de futuros escenarios.

Resulta necesario reconocer que la naturaleza de los problemas con que se enfrentan los profesionales en Ciencias Económicas en las organizaciones responden a los que se caracterizan como desestructurados, cualitativos y subjetivos: se trata de situaciones que requieren elegir una entre varias alternativas de solución, aplicando criterios que permitan apoyar tal selección. Tales situaciones resultan siempre novedosas, fundamentalmente por el contexto en el que se presentan, siempre cambiante, y por tanto, por lo diferente de las implicancias de elegir una alternativa de acción.

Pareciera que los órganos decisorios debieran recurrir al procedimiento de “prueba y error”: implementar una decisión, controlar sus efectos, corregir, … .

Figura Nº 1  fuente: elaboración propia

Resultaría sumamente alentador en tal sentido, poder contar además con una herramienta que permitiese corroborar hipótesis, comprobar los efectos de las decisiones antes de que éstas sean implementadas. Una herramienta que contestase la pregunta: ¿qué sucedería sí …?

En tal sentido se dirige la propuesta del presente trabajo, intentando rescatar y poner en interacción conceptos paradigmáticos y herramientas metodológicas aptas para llevar a la práctica profesional dichos conceptos.

El feed-back (proceso de retroalimentación propuesto por la cibernética)  plantea el siguiente esquema secuencial

DECIDO – ACTUO – ANALIZO RESULTADOS – CORRIJO – ACTUO

El punto de vista distinto que se presenta se caracteriza por un FEED-FORWARD, un mirar hacia delante, el futuro.

Es así que se propone la utilización de la Dinámica de Sistemas, sus modelos y la simulación de los mismos para apoyar las decisiones políticas estratégicas que afectarán el mediano y largo plazo de la organización.

Esta metodología permite reforzar aquellos puntos débiles que presenta el uso de modelos mentales: incapacidad de manejar la interrelación de gran número de variables y limitación en cuanto al horizonte de tiempo a analizar.

Se trata de una posibilidad sumamente interesante: analizar las hipótesis y las líneas políticas de la organización apoyándose en el uso de modelos y su simulación por computadora; luego, recurrir al control de gestión para el seguimiento del cumplimiento de los objetivos que hacen a esos lineamientos políticos antes trazados.

El control de gestión, ya sea mediante implementación de informes gerenciales, Cuadros de Mando, Balance Scorecar, se orienta a dar cuenta de cómo se están alcanzando los objetivos. Dichos objetivos han sido fijados en función de una visión y misión a las que deben contribuir a lograr, permitiendo cambios de rumbo correctores. Pero en primer término, debió haberse corroborado de alguna manera distinta a los modelos mentales aquellas propuestas estratégicas que enmarcan a dichos objetivos. Y esto puede realizarse mediante la Dinámica de Sistemas.

Metafóricamente, aquí se complementan “fotografías” del pasado brindadas por los tradicionales controles de gestión, con “películas” de los posibles escenarios futuros producto de la simulación de nuestras hipótesis.

En suma, la propuesta de éste conjunto de ideas es la utilización complementaria de ambas herramientas: en primer lugar, para adoptar una decisión, apoyar a ésta mediante la simulación de los posibles estados futuros del sistema a partir de su puesta en marcha; aceptada la decisión, implementar el control de gestión mediante indicadores que den cuenta del grado de cumplimiento de los objetivos trazados y del comportamiento del sistema frente a las políticas puestas en marcha para permitir su corrección.

Como puede observarse en la Figura 2, se combinan aquí los conceptos de feedback y de feedforward. De esta manera se intenta que las acciones a implementar tengan un sustento previo superior al de la intuición.

Debemos reconocer que en el esquema tradicional (Figura 1) las decisiones se toman bajo el supuesto que tales medidas, una vez puestas en marcha, mejorarán la situación problemática abordada; pero dicho supuesto podría resultar equivocado dado las particulares dificultades que proponen los sistemas sociales sobre los que actúa el profesional en Ciencias Económicas. Por tanto, recurrir a la utilización de herramientas adecuadas que permitan apoyar la toma de decisiones, o sea sustentarlas dotándolas de racionalidad que supere la intuición, como la que se propone, la simulación, enriquece el proceso de poner en marcha tales decisiones, las que debieron ser seleccionadas de entre un conjunto de alternativas posibles mediante un análisis de sus posibles efectos futuros, evitando así sorpresas desagradables o costosos y deteriorantes permanentes procesos de corrección. Esto es feedforward.

Figura Nº 2  Fuente: elaboración propia

Por supuesto, una vez puesta en marcha una decisión, deberá controlarse el comportamiento de las principales variables del sistema para corroborar su desempeño en cuanto a lo esperado. Esto es feedback.

Como se advierte, estas consideraciones resultan de suma importancia sean incorporadas a la formación de nuestros jóvenes profesionales, a efectos de lograr un concreto aprovechamiento de los nuevos desarrollos teóricos y su puesta en práctica.

 

PROFUNDIZANDO EN EL CONCEPTO DE FEEDFORWARD

La particular propuesta de analizar a mediano y largo plazo las consecuencias futuras de las decisiones que se ponen en marcha en una organización, intentando así ejercer un gobierno del comportamiento del sistema, y no sólo un control sobre la misma, reconoce su fundamento teórico en una disciplina poco conocida y menos aún difundida en los ámbitos académicos encargados de formar profesionales en Ciencias Económicas: la cibernética.

Cibernética del primer orden:

Mientras Ludwing von Bertalanffy explicaba y daba a conocer su Teoría General de los Sistemas, en 1948 apareció Cybernetics  de Norbert Wiener, como consecuencia de los entonces recientes adelantos en la tecnología de las computadoras, en la teoría de la información, y las máquinas autorreguladas (Bertalanffy, 2006).

Si bien en un principio la cibernética fue considerada una disciplina técnica, por su estrecha vinculación con la tecnología y las maquinas autorreguladas, Wiener llevó sus principales conceptos, como la retroalimentación e información, mucho más allá de los campos de la tecnología, y los generalizó en los dominios biológico y social.

Lo que resulta sumamente importante y digno de ser destacado es la manifestación que realiza Bertalanffy: “La cibernética, como teoría de los mecanismos de control en la tecnología y la naturaleza, fundada en los conceptos de información y retroalimentación, no es sino parte de una teoría general de los sistemas; los sistemas cibernéticos son un caso especial – por importante que sea – de los sistemas que exhiben autorregulación.” (Bertalanffy, 2006 : 41)

Esta afirmación de Bertalanffy resulta entonces muy significativa: considera a la cibernética como un subconjunto de su Teoría General de los Sistemas, manteniendo entonces la esencia de los sistemas.

“Por donde se lo mire, el cibernético ve fenómenos de control y comunicación, de aprendizaje y adaptación, de autoorganización y evolución.” … “Una formulación simple pero poderosa de la esencia de la cibernética es aquella en donde sus conceptos clave son procesos y producto y su metodología principal es para modelar la forma  de los procesos y sus productos, abstraídos de cualquier cuerpo particular.” (Scott Bernard, en Marcuello, 2006 : 128-129)

Actualmente, de entre los científicos vinculados con la Teoría General de los Sistemas, los cibernéticos se distinguen como especialistas de los problemas que tienen que ver con procesos de control y comunicación.

En esta primer instancia de la cibernética, la disciplina es comúnmente utilizada en la búsqueda de soluciones a problemas de naturaleza tecnológica. Sus aportes teóricos principales son, entre otros:

a)     la causalidad circular: esto ha sido ya analizado con anterioridad, pero vale insistir en el rechazo de los análisis lineales, y en el reconocimiento de una red de interacciones por la que, un elemento que inicia una variación dentro del sistema, al cabo de un tiempo, recibe las influencias de aquella variación.

b)     La retroalimentación positiva y negativa: la primera implica una amplificación de la variación respecto al objetivo que se profundiza en cada unidad de tiempo transcurrida.  La negativa refiere a una reducción de las desviaciones.

Cibernética del segundo orden:

El término es acuñado en los 70´ por Heinz von Foerster quien definió a la cibernética del primer orden como la cibernética de los sistemas observados, mientras que refirió a la segundo grado como la cibernética de los sistemas que observan. (The term was coined by Heinz von Foerster, who defined first-order cybernetics as the cybernetics of observed systems, and second-order cybernetics as the cybernetics of observing systems.) (traducción del autor)

Por medio de la introducción del uso de modelos como estrategia cognitiva científica legítima, la cibernética introduce la observación como acción cognitiva. (Aguado J. M., en Marcuello, 2006)

Esto resulta de suma importancia para nuestro trabajo como profesionales en Ciencias Económicas: puestos a analizar un problema de información y/o comunicación en un sistema, en primer lugar se intentará “tomar conocimiento” de cómo se comporta dicho sistema cibernético. Aparece así antes mencionado observador.

Ahora bien, todos los observadores puestos a observar un mismo sistema, observan lo mismo?

Para contestar ésta pregunta cabe analizar algunos puntos. En primer lugar, cada observador tiene su propia subjetividad, conformada por una particular experiencia no solo profesional. En segundo término, cada observador tiene sus propios intereses, persigue distintos objetivos, producto de una particular comprensión de la tarea que le ha sido asignada, lo que lo hará buscar en sentidos distintos. En tercer lugar, cada observador, de acuerdo con la estrategia cognitiva que antes se mencionara, elaborará un modelo del sistema observado. En dicho modelo incluirá aquellos aspectos que considera relevante para tomar la idea de su conformación y comportamiento, dejando de lado los elementos que considere accesorios y que solo agregan datos dificultando la captación de la realidad.

Visto esto, la respuesta a si todos los observadores ven lo mismo, es NO.

Decía  von Foester “Todo lo dicho es dicho por un observador” y “el entorno no contiene información; es como es” (Scott B. en Marcuello, 2006: 138). Es así que derivamos en que frente a los sistemas, nuestras observaciones no son observaciones directas de la “realidad”, sino construcciones basadas en nuestras observaciones. Son observaciones de las observaciones.

Un concepto central en la cibernética: gobernar

Su inicial aplicación a la técnica y sobre todo a la de máquinas autorreguladas hizo que el denominado feed-back (retroalimentación) fuese un eje central de la teoría.

Actualmente, a partir de los cambios producidos por la cibernética del segundo orden, la cibernética tiene un giro importante, y sus aplicaciones comienzan a generalizarse en el estudio de organismos vivos, dentro de la biología, o dentro del campo de la sociedad, donde uno de los ejemplos típicos de organización social es la empresa, ámbito natural del desarrollo de los profesionales en Ciencias Económicas. Un ejemplo de esto es la aparición de la Sociocibernética, disciplina en pleno desarrollo conceptual y que cuenta con no más de 15 años desde sus comienzos.

Este aplicar los conceptos cibernéticos al estudio de las organizaciones sociales es lo que permitió la inclusión del observador dentro del sistema y que hizo que se pase de sistemas observados a sistemas que observan, con lo que resulta así necesario exponer los supuestos del análisis y la perspectiva adoptada en los análisis para poder identificar la particular postura del análisis y del analista.

Esto ha llevado también al redescubrimiento de la cibernética en cuanto a su significación por el nombre utilizado: cibernética viene del griego kybernetes que significa gobierno (steering, feed-forward).

“Gobernar en el sentido cibernético no es una reacción frente a eventos, es decir a sus desviaciones, producidas en el pasado. Al contrario, es una  reacción frente a eventos anticipados en un futuro.“ (Hornung, B., en Marcuello, 2006 : 49)

Κυβερνήτης (kybernetes) significaba antiguamente “arte de pilotar un navío”.  Se refiere sin dudas al gobierno de la embarcación, donde se intentan tomar acciones preventivas para que el viento o las olas no desvíen la nave de su curso. 

La cibernética y los profesionales en Ciencias Económicas:

Como colorario de lo expuesto se puede destacar:

  1. La teoría general de los sistemas y la cibernética del segundo orden, proveen de un marco conceptual para el desarrollo del profesional frente a los sistemas sociales empresa.
  2. Debe aceptarse la particular perspectiva de cada analista.
  3. Los profesionales, recurren a la construcción de modelos (o sea que simplifican la realidad para hacerla aprehensible).
  4. Tomar decisiones que afectan el comportamiento de un sistema empresa pone en marcha mecanismos que originarán cambios en el mediano y largo plazo.
  5. Estos cambios, a medida que se van produciendo, podrán acercar los valores testigos a los deseados o alejarlos, por lo que será necesario ir corrigiendo la marcha según las mediciones.
  6. Mucho más conveniente resultaría para el sistema que las hipótesis de soluciones puedan ser analizadas sobre un modelo, en cuanto a sus efectos en el mediano y largo plazo, en lugar de ponerlas en marcha y verificar qué sucede en la realidad.
  7. Indudablemente sería de gran valor poder gobernar los sistemas sociales empresa en los que se actúa, en lugar de solo tratar de controlar para corregir.

ROSARIO, Enero 2011

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

AGUADO,Juan Miguel, comunicación y Cognición. Bases epistemológicas de la complejidad. Sevilla: Comunicación Social ediciones y publicaciones, 2003

BERGER P. y LUCKMANN T., La construcción Social de la Realidad, Amorrortu Editores, 1994

BIASCA, Rodolfo. Material del curso “Programa de simulación de Tablero de Comando”, Universidad de Buenos Aires, Facultad de Ciencias Económicas, 1999

DRUCKER, Peter F., Los desafíos de la administración en el siglo XXI, Editorial Sudamericana, 1999

DRUCKER, Peter F., El Management del Futuro, Editorial Sudamericana, 2003

FOERSTER, H. von, Las semillas de la cibernética, Gedisa, 1991

FORRESTER, Jay, Diseñando el futuro. Universidad de Sevilla, 1998

GARCIA, Juan Martín, Creación de Modelos de Ordenador, Universidad Politécnica de Catalunya, 1999

KUHN, Thomas S., La Estructura de las Revoluciones Científicas, Fondo de Cultura Económica, 2007

LUHMANN, Niklas, Sociedad y sistema: la ambición de la teoría, Paidós, 1997

MARCUELLO SERVOS, Chaime (Comp.), Sociocibernética, lineamientos de un paradigma, Institución Fernando el Católico, Zaragoza, 2006

SENGE, Peter, La Quinta Disciplina, el arte y la práctica de la organización abierta al aprendizaje, Granica, 1995

SENGE, Peter, La Quinta Disciplina en la Práctica, Granica, 1997

STERMAN, John, Business Dynamics: System Thinking and Modeling for a complex world, Amazon.com, 2000

von BERTALANFFY, Ludwing, Teoría General de los Sistemas, Fondo de Cultura Económica, 2006

WIENER, Norbert, Cybernetics or control  and comunication in the animal and the machina,CambridgeMass.: MIT Press, 1994

WOOLGAR, Steve, Ciencia: abriendo la caja negra, Anthropos, 1991

ZAMORANO, Héctor, La Dinámica de Sistemas y los Modelos de Simulación por Computadora, en Sociocibernética, lineamientos de un paradigma, Institución Fernando el Católico, Zaragoza, 2006, pags. 357 á 388

ZAMORANO, Héctor, Indicadores para la Gestión de Conservación en Museos, Archivos y Bibliotecas, Alfagrama Ediciones, Buenos Aires, 2008

ZAMORANO, Héctor, Tecnología y Complejidad Social: Analizando el paso previo, en Tecnología y Complejidad Social, Edit.um (Ediciones de la Universidad de Murcia), 2009, pags. 221 á 232.

ZAMORANO, Héctor, Modelos de simulación como apoyo a la toma de decisiones. (trabajo presentado – expuesto y publicado – en el 16º Congreso Nacional de Profesionales en Ciencias Económicas. Rosario, Octubre 2006) en  http://www.galleanoyzamorano.com.ar/hector.htm

ZAMORANO, Héctor, Innovation: The Impact of Technoscience on Culture and Social Knowledge  (Trabajo presentado en la 6ª Conferencia Internacional de Sociocibernetica llevada a cabo en Maribor, Elovenia, Julio 2005) en http://www.galleanoyzamorano.com.ar/hector.htm

ZAMORANO, Héctor, Modelo de simulación para la Gestión y Medición del Capital Intelectual (trabajo presentado en la 4ta. Conferencia Internacional de Sociocibernetica llevada a cabo en Corfú – Grecia- Julio 2003) en http://www.galleanoyzamorano.com.ar/hector

Software utilizado: Vensim 5.2 (versión académica)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s